Home»festivales»66 Festival de San Sebastián»Angelo, el esclavo que llegó a la corte vienesa

Angelo, el esclavo que llegó a la corte vienesa

0
Shares
Pinterest Google+

Angelo es una de las 18 películas que competirá por hacerse con la Concha de Oro, del próximo Festival de San Sebastián.

Está dirigida por Markus Schleinzer , se trata de sus segunda película después de dirigir Michael con la que fue seleccionado para la Sección Oficial de Cannes y fue el encargado de escribir junto al director Michael Sturminger el guion de Casanova Variations, que compitió por la Concha de Oro en 2014.

Cuenta la historia de Angelo, un africano nacido en el siglo XVIII y trasladado a Europa con 10 años, que ha sido europeizado a la fuerza.

Fue sacado de su tierra natal, después de haber sido vendido, recibiendo un nombre evangélico a través del sacramento del bautismo.

Fue sirviente, en la corte de la nobleza ilustrada, se enamoró de Magdalena una joven criada blanca y decidió casarse con ella, y por ese motivo sufrió el rechazo de la corte.

Angelo está protagonizada por Makita Samba, Alba Rohrwacher y Larisa Faber.

Está basada en la historia real de Angelo Soliman.

Angelo Solimán nació hacia el 1721, en lo que hoy en día es Nigeria, fue convertido en esclavo siendo solo un niño y pronto pasó a convertirse en propiedad del entonces gobernador austríaco de Sicilia, el príncipe Johann Georg Christian Lobkowitz.

Su gran capacidad militar le valió para salvar la vida en al menos una ocasión de su entonces dueño, el príncipe Lobkowitz, un gesto que éste nunca olvidaría.

A la muerte de Lobkowitz, pasó a formar parte de otro séquito el de Wenzel von Lichtenstein, y de esa manera llegó a Viena.

Soliman, también destacó por ser una mente brillante, lo que contribuyó a su ascenso en la corte vienesa.

Llegó a recuperar su libertad y aparentemente pasó a convertirse en un  igual entre el resto de nobles y caballeros de la Corte vienesa.

Hasta que la situación dio un giro radical, a su muerte el emperador, Franz II, consideró que no era adecuado que aquel africano que había sido esclavo recibiera el mismo trato que otros nobles.

Con los años se ha intentado hacer justicia, dando su nombre a una calle de Viena.

Previous post

In fabric, la historia de un vestido maldito

Next post

INFILTRADO EN EL KKKLAN

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ERROR: si-captcha.php plugin: GD image support not detected in PHP!

Contact your web host and ask them to enable GD image support for PHP.

ERROR: si-captcha.php plugin: imagepng function not detected in PHP!

Contact your web host and ask them to enable imagepng for PHP.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.