Home»65 Seminci»Here we are, aceptar el cambio

Here we are, aceptar el cambio

3
Shares
Pinterest WhatsApp

Que no se haya podido celebrar el Festival de Cannes este año por la pandemia del coronavirus ha sido una triste noticia, pero que ha permitido que festivales como Seminci hayan podido optar a tener en su Sección Oficial películas como Here we are de Nir Bergman.

Nir Bergman ya sabe lo que es triunfar en Seminci, pues en 2007 se alzó con el premio del público de la sección Punto de Encuentro, con la película Alas rotas.

Here we are, es una historia de amor entre un padre y un hijo, Aharon y Uri.

Aharon se ha dedicado por completo del cuidado de su hijo autista desde que se separó de su mujer.

Pero llega un momento en el que la madre cree que es mejor que el joven vaya a vivir a un centro especializado , y eso supone que padre e hijo deban separarse.

El padre no está conforme y emprenderá una huida con su hijo por Israel, intentando retrasar este momento.

Es una película que habla sobre el amor paterno filial, pero también sobre la dificultad de enfrentarse a los cambios, que afecta por igual a padre e hijo.

Ninguno de los dos está preparado para vivir ese momento, y en cierto modo el padre se escuda en su hijo para evitar enfrentarse a su fracaso profesional y vital.

La historia está inspirada en la vida de la guionista Dana Idisis, y en la relación de su padre y su hermano.

Aunque la historia puede parecer que se ha contado muchas veces esta vez destaca por ser enfocada desde el punto de vista del padre y por las impresionantes actuaciones de Shai Avivi y Noam Imber.

Se nota una gran complicidad entre los dos y por parte de Imber meterse en la piel de un joven con espectro autista bien merecerá una Espiga en este festival.

No cae en ningún momento la cinta en el sentimentalismo, sabe equilibrar perfectamente la difícil situación que afronta el padre con sacarnos una sonrisa de vez en cuando.

Todo esto acompañado por un homenaje al cine de Charles Chaplin que sirve para tranquilizar a Uri en todo momento.

La película está a la espera de poderse estrenar en Israel su país de origen, pues los cines allí todavía permanecen cerrados.

Previous post

El profesor de persa

Next post

Sentimental, mis adorables vecinos

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.