Home»22 Festival de Málaga»El increíble finde menguante.

El increíble finde menguante.

0
Shares
Pinterest Google+
Rueda de prensa de el Increible Finde Menguante.

Jon Mikel Caballero, debuta en la dirección de largometrajes con El increíble finde menguante.

Una película de corte indie, rodada con poco presupuesto, y de género fantástico.

Sigue la estela de películas de bucles temporales como Atrapado en el tiempo o Una Cuestión de tiempo.

Está interpretada por Iria del Río, en el papel principal, acompañada de
Adam Quintero, Nadia de Santiago, Jimmy Castro, Irene Ruiz , Adrián Expósito y la participación especial de Luis Tosar y su inconfundible voz, en el papel del padre de la protagonista.

La protagonista es Alba, una joven de 30 años que se va a pasar un fin de semana, junto a su novio y un grupo de amigos a una casa rural, en el pueblo que veraneaba de pequeña.

El finde se le empieza a torcer ligeramente cuando ve que no opina igual que sus amigos sobre el trabajo, la toma de responsabilidades, el ir madurando y a esto se le sumará que su novio Pablo decide que se deben tomar un tiempo en su relación.

A partir de aquí, no se sabe porqué, el finde de Alba se repetirá una y otra vez, aunque con una particularidad, en cada repetición durará una hora menos.

Alba se encuentra atrapada en su fin de semana, pero esto le permitirá tener una segunda oportunidad para resolver los problemas con su pareja y sus amigos.

A diferencia de otras películas clásicas de bucles temporales, aquí la protagonista va arrastrando las consecuencias de todo lo que la pasa ese fin de semana, heridas, resacas, etc….

La protagonista sufre un estancamiento vital, del que intentará salir cada vez que se repite el finde.

Hay otro elemento visual curioso, que consigue hacernos sentir igual de atrapada que la protagonista, pero que no vamos a desvelar, para que vayáis a ver la película.

En una segunda lectura que podemos hacer de esta cinta, subyace la cuestión del estancamiento vital que sufre la la joven, como retrato generacional de la gente que está entorno a los 30 años.

Destacar la capacidad interpretativa de Iria del Río, por la dificultad que debe suponer rodar una película de bucles temporales como esta y mantener el raccord emocional en todo momento.

Con todos estos ingredientes podemos decir que el debut Jon Mikel Caballero, es notable en cuanto a la propuesta rompiendo en cierta manera los esquemas de este tipo de películas, la forma de rodar que recuerda a películas de los años 80, un buen montaje que no te hace perder la conexión en ningún momento, pero se le podía pedir un poco mas a nivel narrativo, ahondar mas en la crisis generacional.

Previous post

¿Qué te juegas?

Next post

522. Un gato, un chino y mi padre

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.